Vania Adriano, la reina del tatami chiapaneco

Vania Adriano Ordaz tiene tan solo 15 años de edad y ya es bicampeona nacional de taekwondo del evento más importante del deporte federado en México y preseleccionada nacional de dicha disciplina.

 

Además Vania, es un ejemplo a seguir no solo en el deporte, sino también en el ámbito cultural y escolar y es que la chiapaneca fue integrante de la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca Chiapas y por si esto fuera poco hace un par de días se graduó de la Escuela Secundaria del Estado (ESE) con el mejor promedio de su grupo y el segundo lugar de aprovechamiento de su generación 2014-2017.

Meta que Vania Adriano se traza, es una meta que cumple. Pero el camino para cada éxito de esta joven no es fácil. Atrás de cada sonrisa de satisfacción y lágrimas de felicidad hay mucho esfuerzo, dedicación, disciplina y sacrificios.

 

Vania, sabe que en esta vida nadie te regala nada. Es por eso que mientras muchos jóvenes usan su tiempo libre para estar en redes sociales, jugando el spinner o una consola de video juegos ella trabaja arduamente para ser una persona integral.

 

Pero todos estos éxitos no serían posibles sin humildad, y esto lo sabe bien Vania Adriano, quien siempre agradece los esfuerzos que hacen sus padres y toda su familia para apoyarla. Así como el apoyo que recibe de su entrenador, Walter Abarca y por supuesto el de sus maestros y compañeros de la ESE.

 

TAEKWONDOÍN DE ORO

Actualmente, Vania Adriano es considerada la mejor taekwondoín de Chiapas. Tan solo en la pasada edición de la Olimpiada Nacional 2017, la atleta de la Escuela de Taekwondo Panamericano “Casta de Campeones” obtuvo dos preseas de oro, que la ubican entre los mejores medallistas de nuestra entidad.

 

Con estos resultados, Vania Adriano Ordaz ha escrito una página histórica en el taekwondo chiapaneco, ya que del 2014 a la fecha la atleta ha conseguido tres oros individuales en la Olimpiada Nacional y un oro en la modalidad de team 5.

 

 

RUMBO AL TRI

Hace unos días, Vania Adriano se colgó la medalla de plata en el Preselectivo Nacional, y con ello ganó su pase a la preselección con miras al Mundial Juvenil. Pero esto no será tarea fácil, ya que Vania Adriano aún pertenece a la categoría cadete, y participó en juvenil con la ilusión de pelear un lugar para el Mundial.

 

Vania tiene 11 años practicando taekwondo, disciplina que heredó de su hermano, quien fue su inspiración a los escasos cuatro años. Esta joven sabe perfectamente que tiene que dejar cuerpo y alma en cada entrenamiento y cada competencia para poder ser seleccionada nacional, pero confía en que todos los sacrificios den resultados y logre lo que pocos chiapanecos han conseguido en el deporte.

 

Sin duda, Vania Adriano Ordaz, es un ejemplo no solo para los jóvenes, sino para todos los chiapanecos, ya que cuando se quiere, se puede. Solo es cuestión de dejar la zona de confort y nunca darse por vencido.

 

Facebook comentarios