Ciudadanos restauran casa de Don Rubén, “el señor de los perros”

Fue en marzo de 2016 cuando asociaciones civiles en pro de los animales pidieron ayuda mediante redes sociales para ayudar a Don Rubén Montesinos Chávez, un señor de 86 años que vive en condiciones insalubres pero que a pesar de eso trata de mantener a una manada de más de siete perros.

En ese entonces varios ciudadanos hicieron recolectas y ayudaron a este señor y a sus fieles mascotas, que viven en un terreno ubicado al poniente de Tuxtla Gutiérrez.
Lamentablemente Don Rubén no tiene familia porque los tres hijos que procreó lo abandonaron, de hecho uno de ellos hasta vendió el terreno en donde vive, por lo que Don Rubén corre el peligro de perder su patrimonio.

 

Pero la situación de Don Rubén no ha mejorado, por el contrario ha empeorado. Y es que la edad y la forma de vida le han cobrado factura y ahora luce enfermo y más cansado.

De nueva cuenta varias animalistas de Chiapas se dieron a la tarea de ayudar a Don Rubén. Y durante la semana pasada lo llevaron al médico y le llevaron ropa, comida, calzado y alimento para sus perros, quienes son su única compañía.

 

Pero esta vez el apoyo no quedó ahí. El estado crítico de Don Rubén hizo que el pasado domingo varios ciudadanos convocados por las animalistas llegaran a casa de este hombre de la tercera edad para construir un espacio digno para este hombre.

 

Gracias a la caridad de estas personas, ahora Don Rubén tiene su casa limpia, cuenta con una despensa y está llevando al pie de la letra su tratamiento médico.

 

 

De hecho, como prueba de que cada apoyo está destinado para Don Rubén las animalistas hicieron público el antes y después de la situación de Don Rubén, quien asegura que las personas que le han ayudado son enviados de Dios.

 

Mucha gente de la capital chiapaneca conoce a Don Rubén como “el señor de los perros”, y es que cuando las enfermedades no lo habían atacado tan fuerte salía de su hogar con sus fieles amigos, quienes lo acompañan en su andar. Él en modo de agradecimiento por su leal amor usaba casi todo el dinero que ganaba para comprarle comida a sus perros, gatos y gallinas.

 

 

Hoy Don Rubén necesita apoyo, pero no de un solo día. Este hombre amante de los animales requiere amor, necesita urgentemente una mano que vea por él todo el tiempo que le resta de vida.

 

Para las personas que quieran ayudar a don Raul pueden contactar a las activistas:

Adriana Tores  y  Erika Solis

 

Facebook comentarios