Apuñalan a sacerdote en el altar mayor de la Catedral

El agresor fue capturado; se desconoce el motivo del ataque.

Un sacerdote fue atacado al término de la misa que celebraba ayer en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México por un hombre que, según la procuraduría capitalina, se identificó como John René Rock Schild artista de origen estadunidense, aunque la Comisión Nacional de Seguridad dijo que se trataba de un ciudadano de origen francés.
El presbítero Miguel Ángel Machorro terminaba de oficiar la última celebración del día cuando el agresor se acercó a él y trató de degollarlo. Los hechos ocurrieron minutos antes de las 18 horas, mientras ofrecía la comunión a los feligreses.
El momento fue aprovechado por el agresor, de 28 años de edad para intercalarse entre los asistentes que esperaban la toma de la hostia y formaron una fila para llegar al sacerdote.


Los testigos señalaron a las autoridades que cuando el desconocido estuvo frente al clérigo sacó un cuchillo y lo tomó de la cabeza para tratar de degollarlo; sin embargo, el párroco se resistió y trató de liberarse.
La lucha entre los dos hombres concluyó en el momento en que el sacerdote recibió heridas en el cuerpo que lo hicieron desvanecerse, mientras que elementos de Servicios de Protección Federal de la Catedral sometían al agresor.
Al respecto, la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México confirmó que el hombre subió al altar y agredió con el arma blanca al sacerdote, quien en primera instancia fue auxiliado por dos mujeres hasta que llegaron paramédicos de la Cruz Roja.
Ante la gravedad de las lesiones de la víctima que se desangraba, la ambulancia lo llevó hasta el helipuerto de Tlaxcoaque, donde un helicóptero del Agrupamiento Cóndores lo trasladó al hospital Mocel. Su estado de salud fue reportado grave.
En este sentido, la Procuraduría General de Justicia capitalina informó que el agresor quedó a disposición de la agencia central, donde el Ministerio Público inició la carpeta de investigación por el delito de tentativa de homicidio.
“El imputado, quien dijo llamarse John Rock Schild, refirió ante la autoridad ministerial ser artista estadunidense y que haría uso de su derecho a guardar silencio”, detalló la procuraduría capitalina.
Este hecho fue condenado por la Arquidiócesis Primada de México, la cual calificó el hecho de un “brutal atentado” y que desconoce la causa del “sacrílego ataque”.
Después de advertir que el cardenal Norberto Rivera Carrera había sido informado vía telefónica, porque se encuentra en la ciudad de Roma, Italia, la arquidiócesis pidió “a los fieles católicos elevar sus oraciones por la salud del sacerdote Miguel Ángel Machorro”.
Por la noche, en conferencia de prensa en la Catedral, Armando Martínez abogado de la arquidiócesis, afirmó que los sacerdotes no tienen una vigilancia especial, “las medidas de seguridad (en Catedral) son para la protección de los fieles, no tenemos medidas de seguridad excepcional para los sacerdotes, porque finalmente se trata de un tema de buena fe, pero de inmediato se aplicaron los protocolos y la persona fue detenida”.
El litigante destacó que tras la agresión trabajarán en tres directrices que consisten en garantizar la seguridad y vigilancia en la Catedral Metropolitana, seguir de cerca el estado de salud del sacerdote y el desarrollo de la situación jurídica del detenido.
Para seguir con las actividades diarias en el templo, Martínez pidió a la procuraduría capitalina terminar con los trabajos periciales para que hoy se normalicen las celebraciones eucarísticas.
“Este es un ataque que vamos a estar indagando y pedimos a las autoridades que nos desacordonen el área, y que de inmediato esta noche (ayer) queden todos los trabajos de investigación para que mañana se pueda dar la misa y el domingo esté aquí el cardenal”, puntualizó el abogado.
La Catedral, explicó, cuenta con un sistema de seguridad que registró el ataque y que los videos ya fueron entregados a la procuraduría para su revisión.
Martínez explicó que es un hecho único, nunca antes se había registrado un ataque a un sacerdote en este inmueble.
Por el momento, señaló que no se aplicará una revisión especial a los fieles que asistan a la Catedral.
Valenzuela, canónigo de la Catedral Mtropolitana informó que el sacerdote es uno de los siete que apoyaban en las misas diarias de este inmueble.
La seguridad:
• Desde 1997 se tiene seguridad en la Catedral, por los 29 incidentes que se registraron contra el cardenal Norberto Rivera Carrera por parte de militantes de un partido político.
• Al salir de una cirugía , ayer por la noche los médicos reportaron la salud del sacerdote en situación grave.
• El derecho canónico señala que atentar contra la vida de un sacerdote es considerado un pecado grave.


Con información de milenio.com

Facebook comentarios