Se quebró la columna, pero no los sueños

Este seis de abril se conmemora el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz

Una caída lo dejó en silla de ruedas a los 19 años

 

Hace 28 años en Tuxtla Gutiérrez nació Raúl Guadarrama Pinacho, en el 2007 mientras laboraba en una construcción en el Estado de Tabasco, una descarga eléctrica lo hizo caer 10 metros y su columna se partió en dos. Desde entonces una silla de ruedas le acompaña, ha sido su medio para desplazarse pero no un limitante.

 

 

A él la discapacidad no lo define; sino cómo ha hecho frente a los desafíos que ha encontrado a lo largo de su vida. Cada obstáculo puesto en su camino, no ha servido para detenerlo, sino para llamar a su coraje y fortaleza.

 

 

“Asimilar tu nueva condición es un proceso complicado, la rehabilitación es larga y aprender a movilizarte por tus propios medios es complejo, necesitas constantemente apoyo y auxilio. Lo que beneficia en la rehabilitación es la experiencia que puedes adquirir de compañeros con más edad”, relató Raúl.

 

 

Este joven demostró ser lo suficientemente bueno en el deporte y que no está en desventaja por su condición; está físicamente desafiado y capacitado de forma diferente para vivir de manera ingeniosa. Ahora está casado, formó un patrimonio, se hizo de un auto y tiene un trabajó común.

 

Raúl Guadarrama, deportista paralímpico

 

 

“Mi familia fue la base, el soporte para mí en los tiempos difíciles, no hay palabras para describir lo que la familia ha hecho por mí; son brazos, son piernas, son mi todo. Se busca ser independientes pero el apoyo de los tuyos es necesario”, resaltó.

 

 

Después de su accidente Raúl se incluyó en la Asociación Chiapaneca de Deporte Adaptado, lo que representó un parteaguas en su vida. Encontró una fórmula para la inclusión y la formación de carácter.

 

 

“El deporte me ha dado un sinfín de satisfacciones, en el 2013 fui campeón Nacional de Primera Fuerza con el equipo de básquetbol sobre silla de Ruedas “Jaguares de Chiapas”, que se celebró en el Centro Paralímpico Mexicano (CEPAMEX)”, recordó.

 

 

Sin embargo Raúl es franco, reconoció que a lo largo de su vida ha tenido dificultades: “una de las más fuertes es la falta de oportunidades, cuesta encontrar cabida en el ámbito laboral”. Respecto al deporte también es claro: “faltan más oportunidades para el deporte adaptado, las autoridades y organizadores deben hacer algo”.

 

 

El 23 de agosto de 2013, la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió proclamar el seis de abril como el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz. Con motivo de este día Irina Bokova, Directora General de la UNESCO señaló que es una oportunidad para poner de relieve la importancia del deporte para el desarrollo y la paz.

 

 

Lo definió como una pasión compartida por mujeres y hombres, un factor del bienestar físico y de empoderamiento social y una herramienta para la igualdad y la inclusión.

 

 

Justamente lo que refiere Raúl, “se requieren nuevos compromisos y recursos públicos y privados para formular políticas públicas en favor del deporte, un método inigualable para la igualdad”.

 

Faltan más oportunidades para el deporte adaptado: Raúl

Facebook comentarios