Día de la Candelaria, una tradición prehispánica y católica

Cada 2 de febrero en México se celebra el Día de la Candelaria festividad que también lleva por nombre Presentación del Señor, la Purificación de la  Virgen María, la Fiesta de la Luz, la Fiesta de las Candelas o Fiesta de la Candelaria ya que los católicos festejan a la Virgen del mismo nombre, la cual apareció a principios del siglo VX en Tenerife.

La fecha fue elegida para recordar el pasaje bíblico de la presentación del niño Dios en Jerusalén, así como la purificación de la Virgen María después del parto para cumplir con la Ley del Antiguo Testamento.

Esta fecha también tiene raíces prehispánicas, ya que muchos pueblos debían llevar mazorcas de maíz cuando se rendía culto a Tláloc,a Chalchiuhtlicue (dioses del agua) y a los tlaloques (ayudantes del primero), que derramaban su lluvia sobre la tierra, asegurando así buenas cosechas.

Cabe destacar que la fiesta de La Candelaria es un rito católico que comienza en la Navidad, con el nacimiento del niño Jesús. Las familias mexicanas colocaron un Nacimiento en su hogar durante las fiestas decembrinas y partieron Rosca el 6 de enero, en un acto simbólico para recordar el día en que los Tres Reyes Magos ofrecieron oro, mirra e incienso al recién nacido.

Aquellos que en la rebanada sacaron el “muñequito” se convirtieron en los “padrinos del Niño” y tienen que dar tamales el 2 de febrero, día en que según la tradición se “levanta” al Niño Dios del pesebre para vestirlo y continuar con la ruta católica que pasa por los Carnavales que se festejarán en marzo, la Cuaresma y el Miércoles de Ceniza, hasta terminar con la Semana Santa.

Aunque para muchos la fecha es solo un pretexto para comer los tradicionales tamales, en los mercados y en las casas de familias católicas, el 2 de febrero se espera con singular alegría.


Con imágenes de Diana Perez Aguilar, Socoltenango, Chiapas 
Fan page https://www.facebook.com/Socoltenango-Chiapas-160302623984607/ 

 

Facebook comentarios