Para Alejandra Maya no hay ningún obstáculo para sacar a su familia adelante.

Alejandra Maya, la mujer taxista que rompió la barrera de género

¿Barrera de género, qué es eso? Para Alejandra Maya no hay ningún obstáculo para sacar a su familia adelante. Por lo que tras perder su trabajo y verse en la necesidad de encontrar un sustento para su familia decidió ser taxista.

 

 

“La necesidad hizo que me dedicara a esto. Tenía casi siete meses sin trabajo y  aunque toqué muchas puertas no pude encontrar otro, así que un conocido me dijo que había un joven que necesitaba un chofer para su taxi, así que me animé porque me urgía tener un ingreso y yo sé manejar conozco bien la ciudad”, mencionó Alejandra Maya.

 

 

A pesar que su familia se negó a que trabajara como chofer por el peligro que hay al subir a personas desconocidas ella decidió arriesgarse y entrarle a la ruleteada.

 

 

“Mis hijos me decía que no porque en  la ciudad hay mucha inseguridad pero yo decidí probar, pero para blindarme del peligro, así que decidí circular mi numero con mis amistades y les dije que estaba dedicándome al taxi. El servicio al principio parecía un Uber porque mis servicios eran para mis contactos”, mencionó Maya Corzo.

 

 

Gracias a que Doña Alejandra se dio cuenta que este negocio le daba el ingreso necesario para mantener a sus dos hijos y un nieto recomendó este oficio a tres amigas más.

 

 

“Ahora somos cuatro mujeres que estamos trabajando de taxistas. Todas somos las que mantenemos a nuestras familias que ante la necesidad decidimos armarnos de valor y salir adelante”, mencionó.

Aunado a la necesidad económica, Doña Alejandra Maya vio en este oficio la oportunidad de brindarle a la ciudadanía un servicio más seguro.

 

 

“Mis hijos son usuarios de taxis y ellos han sido víctimas de delincuentes que aprovechándose del taxi cometen robos. De hecho, una compañera de mi hija sufrió un ataque de un taxista cuando este quiso abusar de ella. Los jóvenes y las mujeres son los más expuestos así que nosotras pues les damos más seguridad y confianza”, destacó Doña Alejandra.

 

 

Esta madre de familia anteriormente trabaja en gobierno del estado, pero aunque el cambio no ha sido fácil ella aprendió a amar su nuevo oficio.

 

 

“La gente se sorprende  al ver que es una mujer la que lleva el taxi porque no es común, pero me he encontrado a gente muy buena que me ha ayudado a quitar la pena y el miedo porque hay veces que hasta 3 hombres se han subido pero me gusta mi trabajo, me divierto y me sale para los gastos del hogar”, concluyó.

 

 

Para poder contratar el servicio de taxi de Doña Alejandra pueden comunicarse al teléfono 993 234 9085 o bien vía WhatsApp. El servicio que ella ofrece es de 24 horas, por lo que aquellos que deseen irse de fiesta pueden localizarla y estar completamente seguros que llegarán con bien a su casa.

Facebook comentarios