BMW ignora amenazas de Trump y sigue con sus planes de abrir una fábrica en México

La nueva planta en México ensamblará la Serie 3 de BMW a partir de 2019, con producción destinada al mercado mundial y se sumaría a las instalaciones productivas ya existentes del modelo en Alemania y China.

 

Pese a las amenazas del presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer altos aranceles a los vehículos que la automotriz alemana produzca en ese país para ser enviados al mercado estadounidense, afirmó este lunes un ejecutivo de la firma.

 

“Le diría a BMW que se olvide si quieren construir una fábrica en México y quieren vender coches en los Estados Unidos sin una tasa del 35%”, advirtió Trump a la compañía en una entrevista con el diario alemán Bild, publicada el domingo pasado.

El magnate estadounidense declaró que BMW debería levantar su nueva planta en Estados Unidos porque eso sería “mucho mejor” para la compañía. El presidente electo reconoció que Alemania es un gran país fabricante y destacó todos los Mercedes Benz que se ven en la Quina Avenida de Nueva York, pero lo consideró “injusto” para su país.

Sin embargo, la automotriz alemana mantendrá sus planes y abrirá la fábrica en San Luis Potosí en 2019 y estará dedicada a fabricar el nuevo modelo de la Serie 3. La fábrica recibirá los motores y los cambios de marchas de Alemania, pero el resto del vehículo se ensamblará en su totalidad en México, creando 1.500 puestos de trabajo especializado. Señaló Peter Schwarzenbauer, miembro del directorio de administración de BMW, durante una conferencia en Múnich.

 

El pasado 5 de enero, a través de su cuenta de Twitter, Trump también amenazó a Toyota.

El empresario republicano dijo en su perfil de Twitter que de ninguna manera permitirá que la firma automotriz producirá su modelo Corolla en territorio mexicano.

 

Por su parte, Toyota también retó a Trump al señalar que no existen cambios en sus planes de producción para la región de América del Norte.

“Toyota ha sido parte de la cultura de manufactura de la región de Norteamérica por los últimos 60 años. Los volúmenes de producción y de empleo de la región no se verán afectados como resultado de nuestra nueva planta en Guanajuato, anunciada en abril de 2015”, señaló la armadora a través de un breve comunicado.

Toyota de México aseguró que bajo las circunstancias actuales, no hay cambios en la estrategia regional.

Facebook comentarios