Pepe, uno de los niños de la Aldea S.O.S

0

“Pepe” está a escasos días de cumplir los 18 años, sin embargo, la Distrofia muscular no le permite desarrollarse como un joven de su edad, tiene que darle de comer y cambiarle su pañal de forma constante.

 

Su padre lo abandonó por no contar con el suficiente recurso para sostenerlo y optó por llevarlo a algún albergue, ahí cuenta con una madre, tía y hermanos sustitutos que velan por él.

 

Pepe desconoce el contexto de su vida, sin embargo sonríe a las caras graciosas que uno de sus “hermanos” le hace, los observa mientras juegan y come todas las verduras que le ofrecen.

 

Cariño, atención y salud es parte de lo que la Aldea S.O.S le brinda todos los días, ésta es una organización de asistencia privada que tiene como objetivo la formación de familias para niños y niñas que han perdido la protección de sus padres, integrándolos a un sistema que les permita vivir en familia.

 

Actualmente, se atiende  a 64 niñas y niños; 42 tienen alguna discapacidad física. El lugar cuenta con casas en donde habitan alrededor de cinco niños y viven bajo el cuidado de la mamá y tía sustituta.

 

A diferencia de “pepe”, estos menores fueron víctimas del maltrato, divorcios que hizo perder la custodia de los dos padres o abandonados en las calles, acciones que vulneraban sus derechos.

 

En la Aldea existen sueños, anhelos, metas y ganas de triunfar. Ellos sueñan con estudiar una carrera, viajar por el mundo y contar con un hogar propio. Las discapacidades que sufren algunos no es una limitante para lograrlo.

 

Esta Organización  necesita del apoyo de la ciudadanía, y quienes quieran sumarse pueden acudir  a las instalaciones en el Libramiento Norte Oriente 3421, Paso Limón, en Tuxtla Gutiérrez y llevar ropa, alimentos, insumos de higiene y demás.

Compartir

Deja un comentario