Inician las celebridades de Todos Santos y Día de Muertos

0

En México este martes se celebra Todos Santos y el miércoles el  Día de Muertos, ambas festividades son una tradición en nuestro país.

En Todos Santos, celebrado el 1° de noviembre, la Iglesia festeja a todos aquellos difuntos que, habiendo superado el purgatorio, se han santificado totalmente, han obtenido la visión beatífica y gozan de la vida eterna en la presencia de Dios. Es por eso el nombre de la celebración: “todos los santos”.

Sin embargo, cabe destacar que este día no rememora sólo a aquellos personajes históricos que por sus virtudes o acciones extraordinarias fueron incluídos en el santoral.

La Iglesia celebra a todas las personas que se han salvado, también a las anónimas que han muerto en paz con Dios a los largo de todos los tiempos y que han llegado al Paraíso. La Iglesia reconoce como santos a todos los muertos que están con Dios.

¡Calabacita Tía!

“Somos angelitos, del cielo bajamos a pedir limosna para que comamos, no queremos vino tampoco cerveza; lo que si queremos es lo que está en la mesa: ¡Calabacita tía!”.

La tarde del 1 de noviembre en Chiapas, los niños salen a las calles disfrazados para pedir la tradicional ¡calabacita tía! en casa de sus vecinos o familiares. En otros estados se conoce como pedir calaverita.

Se cree que las almas de niños regresan día primero de noviembre, y las almas de los adultos regresan en día 2 de noviembre
 

2 de noviembre

En este día las familias mexicanas van a los panteones, visitan las tumbas de sus familiares, las limpian y tal vez pintan las lápidas, ponen flores, especialmente flores de muerto, además encienden velas.

En este día se conmemora a todos los fieles difuntos, en el entendido de que no todos ellos han alcanzado la salvación, y que necesitan de oraciones para que Dios se la conceda cuanto antes. De acuerdo a la doctrina católica, hay personas que tras su muerte no van directamente al Paraíso ni al infierno, sino a un estado de purificación temporal conocido como Purgatorio.

De acuerdo Las almas del Purgatorio pueden considerarse salvadas porque tarde o temprano verán a Dios.

Compartir

Deja un comentario