Municipios de Chiapas, empeñados ante la CFE

0

En la Mira / Héctor Estrada

 

La deuda heredada de administraciones pasadas que la gran mayoría de los ayuntamientos de Chiapas tienen con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se ha convertido en uno de los principales dolores de cabeza para los actuales gobiernos municipales que, de plano, no han podido pagar los cuantiosos atrasos con la paraestatal que todavía ascienden a más de 513 millones 590 mil pesos.

 

Las considerables morosidades municipales mantienen actualmente a 69 ayuntamientos en Buró de Crédito y 41 más a los que definitivamente se les ha tenido que suspender el suministro eléctrico, afectando de manera directa a miles de habitantes que, pese al pago de sus impuestos, se han quedado sin alumbrado público y otros servicios municipales que requieren de este suministro esencial para funcionar.

 

Se trata, en su mayoría, de adeudos generados durante las administraciones 2012-2015 (incluso algunas que datan de 2010), que los nuevos gobiernos municipales simplemente no han podido resolver. Los acuerdos hechos con la paraestatal para postergar los pagos han caducado reiteradamente sin que se alcancen a regularizar las condiciones contractuales con los ayuntamientos.

 

Pero también hay alcaldías que no sólo no han pagado deudas atrasadas, sino las has incrementado. Lo ejemplos más claros son los de los municipios de Tapachula, San Cristóbal y Comitán que han acumulado una deuda adicional de un millón 517 mil 232 pesos de 2015 a la fecha. Comitán tiene hasta el momento el caso más alarmante con una deuda general superior a los 75 millones de pesos.

 

Escuintla y Tuxtla Gutiérrez son los que mejor administración de la deuda han tenido. Escuintla es de los ayuntamientos que mejores finanzas tiene, al menos en lo que respecta al pago por consumo de energía, pues únicamente cuenta con un atraso de 58 mil 128 pesos. Mientras Tuxtla ha reducido sus pendientes con la CFE, restando un cargo de cuatro millones 824 mil 43 pesos, heredados por Samuel Toledo.

 

Hay otros ejemplos como de Ixhuatán que en el periodo 2015-2016 no ha generado deuda con la Comisión Federal de Electricidad, pero arrastra cargos de años anteriores por 11 millones 279 mil 208 pesos. Los atrasos con la CFE se han convertido en lastres que no permiten recuperarse a muchos de los añejos morosos.

 

Ahí están los ejemplos vergonzosos de municipios como Las Margaritas, Sitalá, Bella Vista, Nicolás Ruiz, Suchiapa, Soyaló, Chicoasén, Ocotepec, Jitotol y Aldama, quienes se encuentran hoy hundidos en el Buró de Crédito debido al incumplimiento de abonos y compromisos establecidos con la paraestatal para facilitar la reducción de las millonarias deudas.

 

Se trata de un problema que no parece tener salida a corto plazo. Una situación que para muchos de los municipios más pobres del país es incosteable. Y es que, las cifras no mienten, pues de septiembre del año pasado a octubre de 2016 los ayuntamientos de Chiapas han agregado 12 millones 604 mil 449 pesos como nueva deuda al “costal” de pendientes millonarios con la Comisión Federal de Electricidad.

 

Se ha hablado ya de un fideicomiso o programa de rescate para hacer frente a este difícil escenario que tiene endeudado al estado con mayor producción de energía eléctrica en México. Una complicada situación que también tiene su origen en la corrupción y saqueo indiscriminado a las finanzas públicas que tanto mal le han hecho a Chiapas durante la última década. Así las cosas.

Compartir

Deja un comentario