Chiapas y sus diputados federales apócrifos

En la Mira / Héctor Estrada

 

A casi un año de que se les otorgara una curul en la Cámara de Diputados como uno de los tantos favores políticos emanados desde tierras chiapanecas, José Alberto Couttolenc Buentello y Sofía González Torres, diputados no chiapanecos, que actualmente ostentad una diputación plurinominal por Chiapas, han saltado nuevamente al escarnio público por las diversas acusaciones vertidas en su contra.

 

Ante el desconocimiento de la gran mayoría de los chiapanecos, Couttolenc Buentello y González Torres fueron colados entre las listas plurinominales de la circunscripción correspondiente a Chiapas, pese a no originarios ni residentes de la entidad, desempeñando hasta la fecha un cargo de representación legislativa de un estado que desconocen y para el cual no han presentado ninguna iniciativa.

 

A José Alberto Couttolenc y Sofía González prácticamente nadie los conoce en Chiapas. Su vida y carrera política se ha desarrollado en el centro del país (Estado de México y Ciudad de México) con participaciones incipientes dentro de la administración pública, pero siempre muy bien recomendados por los dueños del Partido verde Ecologista de México (PVEM).

 

Sofía González, de quien por cierto no se precisa lugar de nacimiento en la ficha curricular de la Cámara de Diputados, tiene una muy escasa trayectoria política, apuntado únicamente su trabajo como asesora del grupo parlamentario del PVEM en la LXII Legislatura del Senado de la República. Los demás datos son sólo pestos académicos y cargos empresariales francamente intrascendentes.

 

Para José Alberto Couttolenc la política no es tan nueva. Su padre, José Alberto Couttolenc Güémez, fue diputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal por el Partido Verde, mismo partido que colocó a José Alberto Couttolenc junior como regidor del Ayuntamiento de Huixquilucan del Estado de México en 2012, cargo al que pidió licencia para postularse como diputado plurinominal el año pasado.

 

Pero ni su origen ni escueto currículo es aquí el verdadero meollo del escándalo. Lo que ha hecho controversial su presencia en la Cámara de Diputados es la forma en que accedieron a las curules como evidentes favores políticos maquilados por el actual Gobierno de Chiapas en beneficio de José Emilio González Martínez, “jefe político” del PEVM e hijo de uno de sus fundadores y líderes morales de ese partido.

 

La elevada votación en las elecciones federales pasadas dieron a Chiapas la mayor cantidad de los sufragios para el Verde (más de un millón cien mil) a nivel nacional, permitiendo a la entidad poder acceder a más curules de representación proporcional, pero los cargos legislativos no fueron asignados a personas emanadas de las circunscripciones donde se emitieron los votos, sino a beneficiarios de las cúpulas partidistas.

 

Los espacios legislativos fueron regalos de primer nivel para José Emilio González quien amarró las curules para su amiga Sofía González Torres  y José Alberto Couttolenc junior quien es nada más y nada menos que su cuñado. Ambos, personas de mucha cercanía con la familia González Martínez. Un favor que seguramente José Emilio podrá pagar perfectamente durante el proceso electoral venidero.

 

Es así como, bajo el desconocimiento de los chiapanecos, hoy Chiapas tiene en la Cámara de Diputados a dos legisladores que hacen de todo menos representar a la entidad que los llevó hacía estos cargos de representación proporcional. Se trata de favores políticos que los que ahora gobiernan en Chiapas sabrán cobrase muy bien a la hora de asignar las candidaturas en 2018. Así las cosas.


Facebook comentarios