Calistenia, una disciplina que está ganando mucha popularidad.

En la zona poniente de Tuxtla Gutiérrez entrenan los Bar Brothers, jóvenes que pertenecen al movimiento que inició hace un par de meses el joven chiapaneco Fabián Sahagún Brindis.

Fabián y un grupo de expertos entrenadores realizan calistenia, un sistema de entrenamiento focalizado a través de los diferentes grupos musculares. Esta actividad física ofrece un sinfín de beneficios como ayudar a mejorar la postura corporal, fortalecer las articulaciones y previene lesiones y dolencias físicas.

Este tipo de ejercicios llegaron a Chiapas gracias a Fabián Sahagún, quien un verano decidió cambiar su vida e hizo de la calistenia su pasión.

“Empecé esto como un pasatiempo en el Parque de la Hacienda en un pasamanos. Después fui a Caña Hueca y ahí había unas barras y gracias a eso mi cuerpo y mi estilo de vida cambiaron. Mis papás al ver esto me pusieron en un terreno de la familia un mini circuitos de barras”, dijo Fabián Sahagún.

Ya en su nuevo gimnasio Fabián comenzó a darle clases gratuitas a sus amigos hasta que ellos lo motivaron a poner uno de manera profesional.

“Mis amigos me dijeron que hiciera mi gimnasio profesional y poco a poco le fui poniendo cosas, de hecho fue hace 4 meses que me certifiqué en la Ciudad de México para profesionalizarme y la verdad es que mi nivel creció mucho”, comentó.

Ver todo los ejercicios que hacen con su cuerpo los Bar Brothers es impresionante, pero con un poco de constancia cualquier persona puede llegar a estos niveles.

“Se Trabaja fuerza y resistencia. Si como todo al inicio es complicado porque es un deporte que te exige mucho pero con la práctica en un corto tiempo puedes ver muchos avances. Acá en el gimnasio vienen personas de diferentes edades”.

Fabián asegura que a sus alumnos les da un lapso de 15 días para que comprueben que su cuerpo tendrá cambios.

“Trabajamos una parte del cuerpo al día pero las rutinas son variadas. Tenemos un costo de inscripción de 100 pesos y una mensualidad de 500 pesos. Yo siempre les dijo que en 2 semanas pueden ver que sí hay cambios y si en ese lapso no ven nada se les regresa su dinero”, dijo.
Este joven sabe que incursionar en el deporte como empresario y entrenador no es cosa fácil pero a base de esfuerzo y mucho sacrificio está seguro que seguirá cosechando frutos.

 


Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments