Desde el INElegible hasta el menos malo 1/3

Oswaldo Chacón el INElegible

En esta primera de tres partes, analizaremos a los candidatos a consejeros electorales que podrían ser parte del Consejo General del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana del estado de Chiapas.
Iniciaremos con el que ha causado mayor revuelo y encabeza las listas en todas las etapas evaluativas que ha realizado el Instituto Nacional Electoral, se trata de Oswaldo Chacón Rojas, que lamenteblamente es INElegible por haber fungido como rector de la Universidad Intercultural de Chiapas, esto porque dicha Universidad es un organo descentralizado del gobierno del estado y por lo tanto su titular pertenece al gabinete ampliado del gobernador.

 

Según el articulo 100 fracción “J” de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales (LEGIPE), entre los requisitos de elegibilidad se halla: No haberse desempeñado durante los cuatro años previos a la designación como titular de secretaria o dependencia del gabinete legal o ampliado tanto del gobierno de la Federación o como de las entidades federativas.

 

Así que de poco le bastará a Chacón Rojas su amplia experiencia en el ámbito electoral, pues simple y sencillamente es inelegible, además de haber mentido en el currículo presentado ante el INE en donde se dice haber sido Director de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Chiapas, cuando en realidad solo fue el encargado y sin inmiscuirnos en temas sobre los desfalcos en las universidades donde se le acusa de desfalcos, valdría la pena saber ¿Por qué el INE no advirtió esta ilegalidad de acuerdo a la (LEGIPE)? Cómo es que alguien que mintió en su currículo y legalmente no podría ser consejero electoral, ha pasado tres de las cuatro etapas para llegar al puesto en cuestión ¿Habrá mano negra?

 

Curi y Aguilar los sinvergüenzas

Jacobo Alejandro Curi Álvarez, Ex Director Ejecutivo de Organización y Vinculación Electoral; y Daniel Alejandro Aguilar Ochoa, Ex Director Ejecutivo de Prerrogativas y Partidos Políticos, ambos del Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana, tienen tres cosas en común: la primera ser tocayos de su segundo nombre; la segunda, haber sido parte de una elección historicamente irregular; y la tercera, desconocer la vergüenza.

 

Ambos fueron participes junto con los Conjeros Electorales ya removidos, de la peor elección en la historia de Chiapas y México, en donde no se salvaguardo el criterio de la paridad de genero en las elecciones locales y se cometieron irregularidades graves en la integración del listado nomimal de quienes participaron en el proceso para la elección del diputado migrante.

 

Ambos han perdido toda credibilidad y si el Instituto Nacional Electoral planea recobrar la suya, no puede manchar al nuevo Consejo General integrandolo con quienes lo hundieron en el lodo.

(Primera de tres partes)

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments