El 76 por ciento de los chiapanecos vive en condiciones malas o indignas

El 76 por ciento de los chiapanecos vive en condiciones malas o indignas, así lo dio a conocer el director ejecutivo del Organismo Internacional de Cooperación y Desarrollo (Oxfam), Ricardo Fuentes Nieva, quien ayer presentó los resultados del diagnóstico “Desigualdad y exclusión social en Chiapas”.

De acuerdo con el diagnóstico, el ingreso corriente promedio trimestral en 2010 por hogar fue de 3 mil 336 pesos.
Fuentes Nieva aseguró que el estado presenta desigualdad en gasto público, y es que de 1990 al 2014 obtuvo de los ramos 28 y 35, 57 mil 922.5 millones de pesos, 36 mil 6 millones corresponden al ramo 33 de combate a la pobreza. 

Asimismo dijo que en dos décadas se ejerció 40 millones de dólares pero que no hay trabajo porque no hay inversión.  

“Es significativa la reducción de la pobreza alimentaria, los niveles de pobreza patrimonial se incrementaron pasando de 88 por ciento en 1990 al 94 por ciento en el 2010, en tanto que en la ciudadanía mestiza la pobreza patrimonial se redujo de 81.8 por ciento en 2000 a 81.2 por ciento en 2010”
Por otra parte, el diagnóstico de Oxfam señala que Chiapas presenta la tasa de trabajo asalariado más baja a nivel nacional y una de las más altas tasas de informalidad, misma que al segundo trimestre del 2015 alcanzó el 80 por ciento.

“En 2010 Chiapas ocupó el séptimo lugar nacional con 4.79 millones de habitantes, generó el 1.8 por ciento del Producto Interno Bruto nacional (PIB), pero sólo cuatro municipios generaron el 52 por ciento de la riqueza, Tuxtla Gutiérrez, Tapachula, San Cristóbal y Comitán de Domínguez”, comentó Fuentes Nieva.

En lo que refiere a educación, la situación para Chiapas es aún peor, tan solo en 2015 presentó el nivel más bajo de escolaridad con 7.2 años. 
Además las menores tasas de escolaridad se ubican en municipios con mayor población originaria, donde el número promedio de grados aprobados es de 3.8 en municipios indígenas monolingües y la proporción de analfabetas de 15 años y más en gente originaria monolingüe alcanza el 37.7 por ciento.

Para finalizar, Fuentes Nieva aseveró que entre 2000 y 2010 reportó la pérdida de 504 mil 258 personas por migraciones interestatales e internacionales.

Esta situación es un gran problema para la entidad debido a que la concentración de poder limita la capacidad de representación, de voz y ejerce más presión a los procesos democrático; la desigualdad y pobreza provocan que las familias pierdan la capacidad de mejorar su economía, la pobreza no permite participar en la sociedad.

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments

Deja un comentario