Denuncian acoso por homofobia a funcionario estatal

Debido  a que ofrecen un espectáculo a la comunidad lésbico- gay, las propietarias del bar la Condesa Club, Alejandra López  Baltazar y Lorena Huerta Capio han sido extorsionadas  y discriminadas por funcionarios de la Secretaría de Salud de Chiapas.

Las dueñas aseguran que las autoridades buscan reubicar el bar a las afueras de la ciudad, de hecho desde que abrieron el establecimiento las autoridades  han clausurado el lugar en diversas ocasiones.

López Baltazar y  Huerta Carpio  aseguraron que el titular de la Dirección de Protección Contra Riesgos Sanitarios,  Rafael de Jesús Domínguez  Cortés  y el coordinador de brigadas de salud, Martín Alfredo Lievano  las han extorsionado  varias  veces, al grado que les han pedido una “cuota especial”.

El bar la Condesa Club  se encuentra ubicado en la zona comercial Plaza Dorada  de la capital chiapaneca, y debido a esto es que las autoridades de salud estatal han buscado por todos los medios retirar al establecimiento a las afueras de la ciudad.

Este bar genera más de 70 empleos, y  ofrece un show transexual que nada  tiene que ver con actos de prostitución, además sus instalaciones cumplen con los requisitos de salubridad que piden las autoridades.

Las propietarias del bar Condesa Club interpusieron una denuncia ante la Comisión Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), además de una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), y una denuncia penal  en contra de las autoridades estatales de salud por extorsión ante la Procuraduría  General de Justicia del Estado (PGJE).

 

Condesa2_

Facebook comentarios