Obras de trienio o moda sexenal, hoy ruinas del olvido

En la mira / Héctor Estrada

Tanta razón tienen los que aseguran que las obras emblemáticas de los gobiernos tarde que temprano se convierten en ruinas del pasado. 

En Tuxtla Gutiérrez es justo lo que sucede con espacios públicos que durante administraciones anteriores recibieron millonarias inversiones de rehabilitación y hoy yacen como lugares en abandono.


Este lunes, miembros de la ciudadanía organizada denunciaron públicamente el grave deterioro que enfrenta la denominada Calzada de los Hombres Ilustres; un espacio arbolado que interconecta  a emblemáticos sitios de la capital chiapaneca como el Jardín Botánico Faustino Miranda, el Teatro de la Ciudad Emilio Rabasa, el Museo de Antropología y Convivencia Infantil.


Para quienes han tenido la lamentable experiencia de recorrer este andador durante los últimos meses entenderán el origen de la inconformidad ciudadana. 

La falta de mantenimiento y el pésimo estado de su infraestructura saltan a la vista, convirtiéndose incluso en trampas peligrosas dispuesta a provocar accidentes.


Lo lamentable de dicha situación es que el deterioro no responde a lo añejo del sitio, no se trata de un lugar al que los años hayan cobrado factura. La Calzada de los Hombres Ilustres ha sido abandonada a propósito, ha sido dejada en el descuido de las obras gubernamentales que simplemente se dejan colapsar


La última rehabilitación de este andador tiene menos de siete años, cuando el entonces presidente municipal Jaime Valls Esponda realizó la inauguración de la remodelación de la Calzada de los Hombres Ilustres que contempló la instalación de dos costosas fuentes tapetes-lúdicas y nueva iluminación escénica.


La millonaria inversión permitió la reactivación del lugar, con un incremento en la afluencia de visitantes y su habilitación para albergar importantes eventos públicos como las presentaciones de los Planes Municipales de Desarrollo e informes de gobierno.


Hoy de las fuentes lúdicas sólo quedan ruinas, de la iluminación escénica sólo cables oxidados y lámparas fundidas; el lugar por las noches luce prácticamente abandonado, convertido en un sitio carente de presencia policiaca o personal de vigilancia.  


La Calzada de los Hombres Ilustres sufrió el mismo destino de otros obras de trienio y moda sexenal como la Fuete de la Quinta Norte y Libramiento Norte, el arco del crucero Mactumatzá hoy convertido literalmente en un elefante blanco, la Arena Metropolitana que nunca fue totalmente concluida o el millonario Parque Bicentenario con su sistema de fuentes disfuncionales.


Esa es la realidad a la que tarde o temprano se enfrentarán las obras de moda cuando sus gestores dejen el mando.

Ese Será el lamentable destino de millonarias inversiones que terminarán tiradas a la basura mientras los nuevos gobernantes sigan actuando como emperadores” obsesionados con hacer olvidar lo hecho pos sus antecesores.

Comentarios

Comentarios

Powered by Facebook Comments